Como centro especializado en ortodoncia dental en Caldes de Montbui queremos insistir en que, lleves o no estos aparatos de corrección de malposiciones dentales, es fundamental mantener unos hábitos de higiene persistentes y efectivos. A continuación vemos algunas directrices básicas de higiene bucodental.


Son tres los elementos que han de intervenir en esta rutina diaria. Tres aliados imprescindibles para disfrutar de una boca limpia y sana. Nos referimos al cepillo, el hilo y el enjuague bucal. En la Clínica Dental Valloc te diremos cuáles son los más indicados en función de las necesidades de tu boca. Recuerda que el hilo dental alcanza zonas que le son inaccesibles al cepillo de dientes. Por su parte, el enjuague es el punto y final perfecto ya que nos aporta una ración extra de flúor protegiendo aún más a la boca del ataque de gérmenes y bacterias. 


En nuestra clínica de ortodoncia dental en Caldes de Montbui te recordamos que el colutorio siempre ha de ser sin alcohol. Para hacer frente a un problema de halitosis lo mejor es que sea de menta fuerte. Tras un implante dental es aconsejable usar uno que lleve clorhexidina. Todo esto sumado a un correcto cepillado y con la frecuencia debida y al uso de hilo dental garantiza una boca libre de intrusos que pueden provocarnos caries o enfermedades periodontales. Si no te lavas bien persistirán almidones y azúcares que, sumados a los ácidos corrosivos, acabarán por provocar caries. Por descontado, de poco servirá atender a todo esto si lo estropeamos con el tabaco, obviando todo el daño que hace a la salud bucodental.